En muchas ocasiones nos hacen una consulta a nuestra asesoría laboral y se suele pensar que Trade y autónomo económicamente dependiente son la misma figura, pero esta visión es equivocada. Además, para los ojos de la AgenciaTributaria y la Seguridad Social son diferentes aunque tengan ciertas similitudes.

Es importante conocer las diferencias entre uno y otro, así como las ventajas y desventajas que tiene cada uno de ellos, ya que no saber en qué posición estás puede acarrear sanciones. Así que sigue leyendo para aprender todo lo que necesitas saber sobre los Trade y los autónomos económicamente dependientes.

¿Qué es un autónomo económicamente dependiente?

Como se explica en Txerpa

“el autónomo económicamente dependiente es aquel autónomo que tiene un cliente del cual proceden al menos el 75% de sus ingresos. Una de las características principales es que no pueden contratar a ningún trabajador o subcontratar a otro autónomo, a no ser que se den determinadas circunstancias, como el cuidado de un hijo menor, por ejemplo.”

Esta es una definición que se ajusta mucho a la de Trade, pero hay un tecnicismo que marca la diferencia.

¿Qué es un Trade?

Un Trade es un trabajador autónomo económicamente dependiente que, valga la redundancia, depende de un solo cliente del cual ingresa al menos el 75% de sus ganancias mensuales. A diferencia de la figura explicada anteriormente, el Trade cuenta con esta especificación en su contrato y esto es lo que hace que sea considerado de esta manera por la Seguridad Social.

Esta es la única diferencia técnica entre un autónomo económicamente dependiente y un Trade, pero hay otras cosas a tener en cuenta que son las que realmente marcan la diferencia entre uno y otro. Estos detalles hacen que las cosas sean diferentes en lo referente a tributación y pagos a la Seguridad Social.

Ventajas de ser Trade

Las ventajas de ser trade son explicadas perfectamente por Gestron, cuando indica que son:

  • “Vacaciones: un autónomo TRADE tiene derecho a 18 días de vacaciones al año, que incluso pueden ser más dependiendo de las cláusulas del contrato.

  • Libertad: el autónomo TRADE, con respecto al empleado por cuenta ajena, tiene libertad para elegir sus horarios, su método de trabajo y poner unas condiciones más acordes a sus exigencias. No estás tan “atado” a aceptar lo que diga el cliente.

  • Permiso de maternidad: los problemas de las SuperMamás pueden desaparecer con el TRADE, ya que tienen derecho a este permiso incluso sin cotizar un mínimo de 180 días.

  • Contrato: firmar un contrato con condiciones específicas ayuda a no tener problemas después. Además, si el cliente incumple lo pactado, tendrás derecho a cobrar la prestación por desempleo”.

Desventajas de ser Trade

Del mismo modo, hay ciertas desventajas de ser uno de estos dos tipos de trabajadores. Algunas de ellas son:

  • No tiene permitido contratar: no podrás recurrir a contratar a otro autónomo cuando la demanda te supere y necesites ayuda. En este sentido la Seguridad Social es muy estricta, cosa que no sucede con los autónomos clásicos.
  • Vacaciones no remuneradas: sí, tienes derecho a vacaciones, pero no son remuneradas. Día que no trabajas, día que no cobras.
  • Pago de impuestos: tanto el IVA como el IRPF lo tienes que declarar y pagar tú, no tu empresa o cliente. Eso lleva asociado un coste.
  • Dependencia: un trade no tiene la suficiente libertad como para tener varios clientes, lo que le obliga a vivir casi exclusivamente de lo que gane con él.

Implicaciones de cara a Hacienda y a la Seguridad Social

Si bien para ser considerado Trade legalmente por el Estado, es necesario que eso esté explícito en tu contrato. Sin embargo, en caso de que no pase esto, se explica en Txerpa que

“no debes considerarlo un inconveniente de cara a Hacienda, pues si cumples los requisitos, podrás aplicarte igualmente las reducciones previstas, por ejemplo a la hora de presentar la Renta.  A Hacienda no le tienes que decir nada, si cumples con los requisitos te la aplicas y si no los cumples no. No sería el caso para la Seguridad Social, donde sí te pedirán dicho contrato en el que se especifique tu condición de TRADE”.

En lo que a Seguridad Social se refiere, el autónomo económicamente dependiente que no lo tenga señalado en su contrato, no será considerado como Trade por dicho organismo. De modo que tendría los mismos beneficios de un autónomo normal

En caso de que si tenga especificado en su contrato que se trata de un Trade, entran en juego algunos factores. Por ejemplo, no podrá realizar contrataciones ni subcontrataciones, pero si tendrá derecho a percibir el permiso por maternidad aún sin haber cotizado 180 días, así como a cobrar prestación por desempleo.

La verdad es que el tema Trade – Autónomo Económicamente Dependiente – Autónomo Clásico tiene mucha más chicha que la hemos contado aquí. Por eso, es importante que si más del 75% de tus ingresos dependen o van depender de un único cliente te asesores bien sobre tus derechos y obligaciones. Contacta con nosotros:

Tramitalia Alcobendas – Asesoría y Gestoría
Calle de la Libertad, 35, 28100 Alcobendas, Madrid
914 21 35 62

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

llamanos-horizontal