En este artículo vamos a ayudarte a aclarar las duda que puedas tener con respecto a la nueva normativa sobre el aplazamiento y/o fraccionamiento de impuestos, para que puedas realizar tus trámites, si fuera el caso, teniendo presente las condiciones y los requisitos necesarios para hacer la solicitud y poder aprovecharte de este beneficio.

¿Qué es el aplazamiento y fraccionamiento de impuestos?

El aplazamiento es el derecho de un contribuyente a demorar el pago total de una deuda impositiva durante cierto periodo de tiempo. Es decir, se  trata de un mecanismo de flexibilización que ofrece la Administración Tributaria, el cual va en concordancia con lo establecido en el ordenamiento jurídico relacionado al pago de las obligaciones tributarias.

En ese mismo orden, el fraccionamiento tiene que ver con el derecho del contribuyente a repartir el monto total de su deuda tributaria en varios pagos parciales.

Como explica Contasimple

“como contribuyente puedes hacer uso de esta herramienta en caso de presentar escasa liquidez y restricciones crediticias”.

Sin embargo, algunos impuestos no son aplazables según lo establecido en el Real Decreto-Ley 3/2016, por lo que necesitas saber qué impuestos están incluidos y cuáles no.

¿Qué tipo de impuestos puedes aplazar?

Debes tener en cuenta que después de la entrada en vigor del mencionado Real Decreto-Ley, que ha sido considerado como un endurecimiento al régimen de aplazamiento, ahora, con carácter general, se pueden aplazar las cuotas del IVA no cobrado, el IRPF y el Impuesto de Sociedades.

Del mismo modo, queda prohibido aplazar o fraccionar en los casos siguientes:

  • El modelo 111 de retenciones a ingresos a cuenta del IRPF, a saber rentas del trabajo, actividades profesionales y los intereses y dividendos incluidos en el mencionado modelo.
  • Las retenciones de alquileres incluidas en el modelo 115.
  • El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) e Impuestos Especiales.

En este caso se hace la aclaratoria que siguen gozando del derecho de aplazamiento los pagos a cuenta del IVA cuando se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido pagadas, lo que viene a ser el caso del IVA no cobrado.

¿Dónde y cómo solicitar un aplazamiento?

La forma más ágil es solicitar el aplazamiento telemáticamente a través de la página web de la Agencia Tributaria. Igualmente, puedes acudir a las oficinas de la AEAT de tu provincia.

Para ello, será necesario que presentes la documentación requerida y así evitar contratiempos a la hora de llevar a cabo este trámite administrativo. Para ello, como explica muy bien Contasimple se tiene que presentar:

“Una solicitud para cada impuesto pendiente de pago, especificando el importe de la deuda y una propuesta de calendario de pago.

El motivo de solicitud del aplazamiento aportando pruebas como por ejemplo una factura impagada de otra Administración. Es conveniente también aportar la documentación disponible para demostrar a Hacienda que podrás hacer frente a futuros pagos.

En el caso de que la deuda supere el importe de 30.000 euros, es necesario disponer de aval bancario, garantía hipotecaria o seguro de caución para aplazar dicha deuda. El plazo máximo de devolución es de 36 meses.

Si las deudas no excedan de los 30.000 euros se concederá aplazamiento con un máximo de 12 meses. Para los autónomos, el plazo límite será de 12 meses y de 6 meses para las empresas”

Es importante poner mucha atención y cumplir con la información requerida, lo mismo que los plazos establecidos en la normativa para dar validez a la solicitud de aplazamiento.

En el caso de la solicitud de aplazamiento del IVA no cobrado, una vez aceptada la solicitud, te informarán de una cláusula que deja claro que en caso de que se produjese el cobro efectivo del tributo repercutido, dicha cantidad deberá ser ingresada en el plazo de 10 días a las cuentas de la Hacienda Pública.

La verdad es que la solicitud de un aplazamiento y fraccionamiento de deuda de la Agencia Tributaria puede resultar algo complejo. Por eso, lo mejor es que te dejes asesorar por expertos asesores fiscales como los que contamos en Tramitalia.

Tramitalia Alcobendas – Asesoría y Gestoría
Calle de la Libertad, 35, 28100 Alcobendas, Madrid
914 21 35 62

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

llamanos-horizontal